Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

El Concejo fue escenario de relatos, recuerdos de vivencias y momentos trascendentales. Bajo el título “Los adultos mayores nos cuentan Santa Fe” el Cuerpo local convocó y reconoció a diferentes personalidades de la ciudad.

Noelia Chiementín, Jorge Mosset Iturraspe, Favaretto Forner, José Veltri, Nelva Ortíz, Salomón Elías, Jorge Carosso, Juan Carlos Duran, Silvia Filiberti y Juan Carlos Cavallazca; fueron las figuras que protagonizaron una tarde de historias y relatos en el Recinto del Concejo Municipal.

La actividad, denominada como “Los adultos mayores nos cuentan Santa Fe”, se desarrolló con motivo de conmemorarse el mes del adulto mayor. La cita sirvió para que diferentes referentes santafesinos se expresen sobre temas que atraviesan la historia y la vida social de Santa Fe. Las acciones se enmarcan en el Programa de Convivencia y Participación que lleva adelante el Cuerpo local y fueron organizadas en conjunto con el Área de Adultos Mayores del Gobierno de la Ciudad.

La convocatoria fue encabezada por el presidente del Concejo, Leonardo Simoniello; y los concejales Leandro González, Sebastián Pignata, Cristina Quinteros y Vanesa Oddi. Además, estuvieron el subsecretario de Acción Social Municipal, Hugo Marchetti; los directores, de Derechos Ciudadanos, Franco Ponce de León; de Deportes y Recreación, Bernardino Landi; y de Mujer y Diversidad Sexual, Marta Fassino; Graciela Riera, conductora del programa “Tiempo de Abuelos” -que está cumpliendo 25 años ininterrumpidos al aire-; el periodista Fernando Pais, quien ofició de moderador; e integrantes del Instituto Almirante Brown.

Al dar la bienvenida, Simoniello señaló que “para nosotros es una experiencia muy linda y les agradecemos a todos que hayan venido. En realidad, queremos iniciar un ciclo que tiene que ver con que los adultos mayores nos cuenten Santa Fe, no sólo porque ellos son muy importantes en la historia de la ciudad, sino porque consideramos que son importantes en el presente de la ciudad. Nos parece que la sociedad se conforma de distintos sectores y que todos necesitan un nivel de participación. Siempre se pone el acento en los más jóvenes y está bien que así sea, pero también está bien que los otros sectores tengan su lugar. Por eso el Concejo los convoca para entender nuestro pasado y saber qué es lo que piensan de nuestro presente”.

El orgullo de pertenecer a Santa Fe

El jurista Jorge Mosset Iturraspe contó que “a la edad que tenemos uno acumula experiencias. Es agradable hablar de las experiencias en esta ciudad de Santa Fe, pienso que no pude haber nacido en otra parte, me siento profundamente santafesino. Nací en el barrio sur y ahí he vivido durante más de 80 años”.

Hasta hace unos meses, Noelia Chiementín ocupó una banca como Concejala y este jueves volvió para contar su rica trayectoria como docente. “Quisiera referirme a lo que significa ser un adulto mayor y tener la esperanza de vida que tenemos que tener todos sabiendo que a los sueños los podemos concretar en cualquier momento. Creo que Santa Fe tiene muchos elementos que la hacen auténtica y la hacen única”, reflexionó.

La gran Nelva Ortíz, una inconfundible voz que vislumbró durante décadas en la radiofonía santafesina y que continúa al día de hoy compartiendo la mañana de los domingos por LT 9, manifestó que “esta actividad es como una inclusión de la que venimos hablando hace muchos años en la radio de que los mayores deben estar y no pueden ser olvidados como muchas veces lo vemos. Estoy muy contenta; son muchas las anécdotas y los recuerdos que tengo”.

En tanto, el médico Juan Carlos Cavallazca calificó “a todas las historias que se contaron como muy interesantes. Muchas de las cosas que se relataron, uno las vivió y es realmente gratificante el grupo que eligieron para participar de esta jornada”.

Sobre plazas y paseos

Los relatos trascurrieron bajo distintos temas establecidos con anterioridad. Uno de los primeros disparadores fue sobre los tradicionales parques y paseos. El artista y compositor Juan Carlos Duran añoró que “el parque Juan de Garay era prácticamente peatonal no tenía acceso a vehículos ya que eran muy pocos y escasos en la ciudad. En mi caso salía a la puerta de mi casa y entraba prácticamente al parque así que fue mi primer corralito. El colorido que tenía el parque con el verde del césped era realmente cinematográfico”.

En el mismo sentido, la docente Silvia Filiberti se ocupó del tradicional Parque del Sur: “Recuerdo que mamá preparaba la vianda e íbamos a pasar el día en familia; para nosotros era maravilloso, era hermoso y lo disfrutábamos mucho”, evocó.

Quien fuera funcionario de bienestar social durante muchos años, José Veltri, agregó que “cerca del parque Oroño había varios espectáculos al aire libre con confiterías. Uno iba y se sentaba en el lugar tranquilamente y con solo 40 centavos tenía una naranja Crush y podía apreciar el espectáculo. Recuerdo que trabajé en uno de los bares como artista recitando”.

No faltaron quienes recordaron al parque Escolar; las distintas plazas de la ciudad o la mismísima Costanera Oeste.

Carnavales, fiestas y corsos

En otro apartado, los protagonistas rememoraron los grandes bailes y los “asaltos”; los juegos de agua, las fiestas en los clubes y los tradicionales corsos de avenida Freyre, calle San Martín o Salvador del Carril, entre otros.

Al respecto, Jorge Carosso, del barrio Sargento Cabral y que fuera empleado de Vialidad Nacional, apuntó que “en los corsos se tiraba agua con un pomo, el pomo era como la pasta dental de medida grande de 250 gramos y cuando se terminaba lo desarmábamos de atrás con un palo de escoba y con cuidado lo expandíamos de nuevo lo cerrábamos, lo cargábamos y teníamos de nuevo el pomo con agua común”.

Clubes, deportes y pasiones

Salomón Elías, fue el autor del primer gol en los clásicos santafesinos. Fue allá por el año 1948 jugando para Colon, en lo que fue victoria sobre Unión 1 a 0 en cancha de los sabaleros. Con sus 91 años compartió con los presentes: “En la época que yo jugué era una época diferente, la gente iba a la cancha como si fuera a una reunión y no había división de banderas, no había tribunas para una hinchada ni tribuna para la otra, iban todos al mismo lugar. Antes se podía ir a la cancha y volver sin que pasara absolutamente nada”.

A su turno, el docente y escultor Favaretto Forner -quien entre otras obras restauró la Fuente de la Cordialidad- mencionó haber tenido “una experiencia muy linda en el club Unión en la década del 50. Fue cuando Unión tenía el privilegio de contar con una agrupación popular donde tenía idiomas, teatro y otras actividades. Y donde se formó una asociación de artes plásticas donde me convocaron para participar, fue una experiencia realmente fantástica, fue mi primer experiencia docente”.