Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

Diferentes propuestas fueron presentadas y avaladas por alumnos de escuelas secundarias de distintos barrios de la capital provincial. El Recinto fue testigo del proceso que realizaron los jóvenes santafesinos, quienes participaron de cinco talleres de capacitación y distintas instancias a lo largo de todo el año.

Alumnos de escuelas de la ciudad adquirieron el rol de concejales por un día, plasmando sus ideas en proyectos que serán tenidos en cuenta por el Concejo Municipal. Ocurrió en la mañana de este miércoles en la Sesión anual del Concejo Joven, momento en que los jóvenes fueron los protagonistas de la tradicional reunión legislativa en el Recinto de Sesiones.

La jornada fue encabezada por el presidente del Concejo, Leonardo Simoniello; y contó con la presencia de los concejales Adriana Molina, Leandro González, Mariano Cejas, Franco Ponce de León, Sergio Basile y Carlos Suarez; docentes y alumnos de las escuelas de Enseñanza Media N° 389 “Julio Migno”; Normal Superior N° 32 “General José de San Martín”; Técnica N° 684 “Doctor Mariano Quiroga”; de Enseñanza Media N° 261 “José Hernández”; y “Nuestra Señora de Guadalupe”.

La actividad se desarrolló en el marco del Programa de Convivencia y Participación y fue el corolario de un proceso que contó con cinco capacitaciones sobre diferentes ejes que permitieron a los estudiantes asesoramiento y formación para idear sus proyectos. Los talleres consistieron en Capacitación Legislativa, No Violencia, No Discriminación y Solidaridad; Higiene Urbana; y Espacio Público y Turismo; y Seguridad Vial y Primero Auxilios.

Simoniello se mostró muy satisfecho porque “termina una etapa de formación de los alumnos que participaron del proceso del Concejo Joven. A través de distintos talleres, durante todo el año estudiantes de distintas escuelas de la ciudad se estuvieron capacitando sobre distintos ejes para hoy poder ser concejales”.

Además, resaltó que asuman el rol de ediles y presenten sus proyectos vinculados a distintos temas de la ciudad, “pero con una mochila cargada de formación e información obtenida a través del Equipo de Proyectos de Extensión del Concejo Municipal. Fue un proceso muy rico de convivencia y participación; participar para convivir mejor y poder tener una ciudad mejor preparada y una ciudad con una mejor calidad de vida”.

Sol Gorreta, alumna de la escuela San Martín y presidenta en la Sesión del Concejo Joven, detalló que la jornada funciona como fin de una etapa, “donde estuvimos capacitándonos sobre distintos temas vinculados a la ciudad. Nos llenamos de conocimientos, y sin dudas fue una experiencia maravillosa, que la verdad no la cambiaría. Tuvimos la oportunidad de compartir entre distintas escuelas, donde se formó un grupo maravilloso y donde nos unimos para pensar proyectos, que finalmente hoy estamos presentando”.

Algunas iniciativas

Los concejales de la escuela José Hernández presentaron un proyecto de resolución donde solicitan que se realicen estudios para conocer si es posible que el transporte urbano sea identificado por colores y no solamente por números como lo viene siendo hasta ahora. Esta iniciativa sugiere que todas las unidades de una línea determinada tengan un color unificado para promover una mejor visualización por parte de los pasajeros. Entre los fundamentos del proyecto, advierten la necesidad de implementar esta distinción para ayudar a las personas con visión reducida y adultos mayores que deban utilizar el transporte público de pasajeros.

Por su parte, los representantes de Nuestra Señora de Guadalupe propusieron crear una iniciativa denominada “Paredes Verdes”, buscando construir jardines verticales en las zonas de la ciudad con mayores focos de contaminación. La finalidad es mejorar la calidad del aire en el área urbana promoviendo la utilización de los muros. Con dicho emplazamiento de áreas verdes en las paredes más el aprovechamiento del agua de lluvia, se logra proyectar un programa sostenible y sustentable con el medio ambiente.

Alumnos de la escuela Julio Migno manifestaron su interés de realizar obras de bicisendas y una vereda en el tramo comprendido desde el predio de CONICET hasta la entrada de Barrio El Pozo. Dichos estudiantes vieron a partir de una necesidad la posibilidad de plantear una propuesta como vecinos del barrio con la que puedan obtener más seguridad y lograr una mayor conectividad.

Desde Escuela Normal Nº32 trabajaron una iniciativa para colocar rampas para discapacitados, personas no videntes y adultos mayores con movilidad reducida en las esquinas de todas las instituciones educativas. Entre los fundamentos los estudiantes proponen mejorar la accesibilidad y generar mayor comodidad para que las personas puedan gozar de las adecuadas condiciones de seguridad y autonomía.

Finalmente, un proyecto que sobresalió fue el de los estudiantes de la escuela Mariano Quiroga, quienes propusieron convertir en Plazoleta el espacio público ubicado en la intersección de las calles Hernandarias y Pasaje Ingenieros en el Barrio Mayoraz. Los trabajos contemplan forestación y plantación de especies, colocación de luminarias y cestos de residuos, construcción de veredas perimetrales, entre otras. El objetivo es recuperar un espacio que se encuentra actualmente en estado de abandono y una puesta en valor de dicha esquina.