Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

Los estudiantes son los protagonistas del primer proyecto de extensión, surgido del Concurso Literario Ana Frank, que se pone en práctica en el país. La propuesta se denomina “Aquí sí… volarán Mariposas” y fue elaborado por la alumna de la institución, Eugenia Carnevale. “Los jóvenes siempre se involucran cuando tienen un lugar de expresión”, subrayó el Presidente del Concejo, Leonardo Simoniello.

Este martes se realizó en la escuela Sagrada Familia la puesta en marcha de un proyecto socio-educativo de extensión del Concurso Literario “De Ana Frank a nuestros Días”, realizado el año pasado con alumnos de diferentes escuelas secundarias de la ciudad de Santa Fe. La iniciativa fue elaborada por una de las participantes del concurso, Eugenia Carnevale -alumna del mencionado establecimiento-, y se titula “Aquí sí… volarán Mariposas”.

Vale señalar que el concurso fue organizado por el Concejo Municipal, el Ministerio de Educación de la Provincia, la Universidad Nacional del Litoral, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia y el Centro Ana Frank Argentina.

En la jornada de esta mañana estuvieron presentes el presidente del Concejo Municipal, Leonardo Simoniello; el concejal Leandro González; el director de la Sagrada Familia, Adrián Lilino; las mediadoras pertenecientes al CeCaMARCo (Centro de Capacitación en Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos) Jorgelina Céspedes, Mónica Herr, Silvia Herrero, Melina Jordán y Claudia Paris; alumnos y docentes de la institución.

Inédito en el país

Leonardo Simoniello expresó que “desde el Concejo estamos continuamente interpelándonos cómo podemos seguir generando este tipo de propuestas a través de la imagen y el ejemplo de Ana Frank”. Y siguió: “Esto nace de la muestra del año pasado, gracias a que se presentaron una enorme cantidad de jóvenes. Está avalado por Ámsterdam y organizado por la Casa de Ana Frank en Argentina. En Santa Fe tuvimos jurados propios capacitados en la realidad santafesina y es la primera vez en el país que además de premiar los proyectos, se piensa que el mejor premio es que estos se lleven adelante. Este es el caso de Eugenia, pero también tenemos otros en marcha para que se compartan con los adultos de las instituciones pero también salgan al barrio”.

El Presidente del Cuerpo local hizo hincapié en que “los jóvenes se involucran cuando tienen un lugar de expresión. Estamos convencidos que no tenemos que naturalizar muchas cosas y que cuando están mal, tenemos la oportunidad de cambiarlas”, sostuvo Simoniello.

Promover el diálogo

Eugenia Carnevale fue la ideóloga de este proyecto que, en una primera instancia, desarrolla junto a sus compañeros. La joven, alumna de quinto año, detalló que “el proyecto tiene como finalidad promover la convivencia pacífica, la no discriminación, y temas específicos que en los jóvenes de diversas edades inciden mucho. Queremos crear una incentivación y una motivación para que puedan solucionar problemas, generar encuentros, hablar estos temas y que salgan a la luz”.

“La vida de Ana Frank es un ejemplo para mí, una chica de 12 años viviendo ese contexto, escribir con el valor que lo hacía, lo que ella sentía y lo que pasaba en medio de su encierro, y cuando nadie más se animaba a hacerlo. Eso habla de que no hay que quedarse callado frente a las injusticias, y que podemos salir adelante unidos y comprometidos con la sociedad en la que vivimos”, manifestó Eugenia Carnevale.

Segundo taller

La instancia de hoy constituyó el segundo taller de la propuesta y fue denominado “Invierno de inclusión”. Con la actividad se busca que, mediante el método de la película “Cadena de Favores”, los jóvenes alumnos de la Sagrada Familia puedan realizar sus propios proyectos sobre convivencia pacífica y no violencia en distintas instituciones cercanas al establecimiento educativo.