Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

Así lo indica la Ordenanza aprobada este jueves a instancias de la concejala del Bloque Justicialista, Marcela Aeberhard. El mismo, incorpora en el desarrollo curricular de la Educación Inicial de los Jardines Maternales o de Infantes de gestión estatal municipal los contenidos de Educación Emocional a los fines de desarrollar, mediante la enseñanza formal, cada una de las habilidades emocionales, conocimiento de uno mismo, autorregulación emocional, motivación o aprovechamiento productivo de las emociones, empatía y habilidades sociales.

“Actuales investigaciones corroboran que el éxito obtenido en la vida de las personas es debido a un 70 u 80 % de las habilidades emocionales. La Ley Nacional de Educación Nª 26.206 establece un desarrollo integral de la infancia en todas sus dimensiones, promover el aprendizaje y desarrollo de un proceso de formación integral de la familia y de una comunidad, promover en los niños y niñas la solidaridad, confianza, cuidado, amistad y respecto a sí mismo y a los demás”, explicó Aeberhard.

Definición

“La educación emocional es el proceso de enseñanza de las habilidades emocionales mediante el acompañamiento y apuntalamiento de la personas en el ejercicio y perfeccionamiento de las mismas” dice la Ordenanza aprobada. La promoción de la educación emocional es la “implementación de un enfoque de corte salutógeno-educativo de dinamización de recursos y habilidades emocionales, sociales y actitudinales en el marco de una política de promoción de la salud para el sano desarrollo personal y cumplimiento de un proyecto de vida”.

Capacitación para docentes

Entre los artículos aprobados se establece que, los docentes deberán realizar una capacitación en torno a la temática y el municipio deberá realizar dicha capacitación y actualización especializada en los educadores, trabajadores sociales, docentes, psicólogos y demás operadores comunitarios. También, deberá desarrollar la investigación sobre la temática y la evaluación y monitoreo de los resultados y progresos realizados a partir de la aplicación de la Ordenanza.

“Es una realidad absolutamente viable, ya que las capacitaciones que se realicen en forma masiva a toda la comunidad educativa ya han sido implementadas y trabajadas en educandos docentes mediante un curso de formación docente semi presencial como, por ejemplo, en la provincia de San Juan que cuenta con los avales ministeriales correspondientes”, ejemplificó Aeberhard.