Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

La economista Mercedes Marcó del Pont advirtió que el acuerdo con el FMI derivará en un ajuste masivo en las provincias y “para el sector del trabajo” y condicionará a la próxima gestión nacional. “Las perspectivas no son buenas, estamos en un marco de situación de crisis. La crisis se va a agravar”, advirtió la ex presidenta del Banco Central.

Este martes la Licenciada Mercedes Marcó del Pont estuvo en Santa Fe y brindó una charla en el Concejo Municipal sobre la perspectiva actual y la marcha de la economía en nuestro país. Marcó del Pont fue invitada por el concejal justicialista Ignacio Martínez Kerz, y la conferencia se realizó en el Recinto del Concejo ante un nutrido marco de público.

Respecto del comportamiento de la economía argentina, en diálogo con la prensa, Marcó del Pont expresó que “las tendencias negativas ya se están advirtiendo y no hay capacidad de autocrítica por parte del gobierno.” “Hay que mirar los datos duros del gobierno”, postuló Marcó del Pont. “El déficit fiscal, el déficit externo, la inflación, la desigualdad y el desempleo se han profundizado enormemente. El déficit externo se ha duplicado, el déficit primario (el gasto destinado a inversión pública, salud y educación) se achica cada vez más y crece el déficit de intereses de la deuda. Esto ha ocurrido siempre con los modelos neoliberales”.

“Sin autocrítica”

Marcó del Pont identificó tres características de la economía actual: crisis externa, presiones devaluatorias y especulación financiera. “No hay capacidad de autocrítica por parte del gobierno para advertir que profundizar las políticas que nos llevaron a esta situación mal nos pueden sacar de esto”, planteó.

“El acuerdo con el Fondo, lejos de resolver ninguna de las circunstancias que hoy le están complicando la vida a los sectores del trabajo y de la producción, las van a acentuar. Con el agravante de que este es un stand by que se firma por tres años y atraviesa buena parte del período del próximo gobierno constitucional y lo condiciona”, advirtió Marcó del Pont.

El gobierno nacional ya anunció un ajuste de 300 mil millones de pesos del gasto público para el año próximo, con el objetivo de reducir el déficit fiscal. “Gran parte de ese ajuste lo van a sentir las provincias en términos de menos inversión pública, menos transferencias, en una situación donde las tendencias recesivas ya se están advirtiendo”, dijo.

Según opinó la economista “la oposición debe reclamarle al gobierno que desande parte de estas políticas. El gobierno está generando una presión muy fuerte sobre la dirigencia política pidiendo responsabilidad; lo más responsable por parte de la dirigencia política opositora, de la dirigencia gremial y empresarial es confrontar con este modelo y este plan de ajuste”.

Consultada si se llegó a esta situación por los problemas internacionales o errores propios, Marcó del Pont expresó que “estamos viviendo algo que ya vivimos en los 90, cuando los modelos neoliberales como este desprotegen muchísimo a los países y nos vuelven más vulnerables a las crisis externas. Este gobierno tomó decisiones como la apertura a las exportaciones, la desregulación del ingreso y salida de capitales especulativos, el aumento de las tasas de interés, que hicieron de la Argentina un territorio de oportunidades para el capital financiero, no para la producción. Estos cimbronazos en el mercado financiero internacional estaban anticipados. Todos sabíamos que iba a subir la tasa de interés en Estados Unidos y que debíamos estar protegidos frente a estas circunstancias, no vulnerables como hoy está la Argentina, con una de las economías más vulnerables del mundo”.

“Paz cambiaria: una paz no duradera”

La ex titular del Banco Central opinó que “esta paz cambiaria que dicen que se logró a través del acuerdo con el FMI no es duradera. El problema externo, que es la fuente de esas presiones, no ha mejorado; se sigue agudizando. Fundamentalmente por la fuga de capitales. Otra vez nos estamos endeudando para financiar la fuga de capitales”

Ante la consulta de si habrá más devaluación en la economía argentina, Marcó del Pont consideró que “mientras no se resuelva el problema de la fuga y del desequilibrio externo del saldo comercial, va a seguir la presión cambiaria. No es como dice el gobierno, que esto se resuelve con ajuste fiscal. El problema de la economía argentina no es fiscal, es del sector externo. Y esta política económica lo está acentuando”.

La economista reconoció que hacia el final del gobierno anterior “ya había a la vista un problema de restricción externa vinculado a un incipiente desequilibrio de cuenta corriente”, pero agregó que “este gobierno duplicó el desequilibrio de cuenta corriente cuando sacó el cepo y dijo que así se resolvían todos los problemas del dólar en la Argentina”.

“El año pasado tuvimos una fuga de casi 50 mil millones de dólares. Esto es muy relevante porque ya nos pasó. Tenemos que aprender de la historia: otra vez Argentina toma deuda para viabilizar la fuga de capitales. Eso es muy antidemocrático porque la deuda la tomamos los 40 millones de argentinos y la fuga está en cabeza de muy pocas personas y empresas”, concluyó Marcó del Pont.