Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

El Concejo Municipal aprobó esta semana el proyecto de reconversión y refuncionalización de la Avenida Blas Parera entre Fray Cayetano Rodríguez y Teniente Loza, más conocido como Metrofé. 

El Concejo Municipal autorizó la obra del Metrofé, que se llevó adelante en el marco del Proyecto de Transporte Urbano para Áreas Metropolitanas (PTUMA) del Ministerio de Transporte de la Nación, con la denominación “Corredor Metropolitano Norte-Re funcionalización de la Avenida Blas Parera- Santa Fe- Provincia de Santa Fe”.

En la ordenanza aprobada, los ediles encomendaron al Ejecutivo que establezca un régimen de paradas, con distancia mínima de trescientos (300) metros, a fin de favorecer la dinámica del Transporte Público por Colectivos que circula por el carril propio delimitado.
Los concejales solicitaron a la Dirección de Obras Urbanas que realice la ejecución de la señalización correspondiente -demarcación horizontal e instalación de señales verticales-, de estacionamientos, dársenas, y ciclovía.

Prioridad al transporte urbano y controles

El artículo 4º de la ordenanza dictamina que “se priorizará el Transporte Público de Pasajeros, obteniendo mediante la configuración de los semáforos, la celeridad del recorrido de éstos. Además, el Departamento Ejecutivo Municipal evaluará las propuestas y peticiones respecto de nuevas paradas que puedan ser útiles a los vecinos, sean viables para el tráfico de la Avenida referida y puedan acceder al carril exclusivo”.

Además –según el texto sancionado- desde la Secretaría de Control de la Municipalidad se coordinará la ubicación estratégica de agentes de inspección de tránsito, a los fines de ser útil el control del corredor, en zonas donde no hay semáforos y en esquinas de gran circulación.

Autorizaciones especiales para carga y descarga

Los ediles ordenaron que “la Secretaría de Control será la encargada de autorizar, mediante resolución escrita y otorgando copia fiel al peticionante, todas las excepciones solicitadas al horario de carga y descarga de mercaderías, como así también cualquier otra excepción particular que sea necesaria para facilitar las actividades comerciales en la zona”

Los concejales autorizaron el estacionamiento vehicular a ambos márgenes de la calzada de las calles Estanislao Zeballos y Castelli, desde Blas Parera y hasta doscientos (200) metros hacia el Este.

Instancia de evaluación

En el texto votado, artículo 7º, los concejales encomendaron al Ejecutivo Municipal para que, en el plazo de tres meses a partir de la promulgación de la Ordenanza, abra “una instancia de evaluación de propuestas elevadas por vecinos, instituciones, comerciantes de la zona y de la Comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal, referidas a mayores opciones de estacionamiento y dársenas, seguridad de los cordones intermitentes, semáforos que habiliten giro a la izquierda, horarios de carga y descarga, puesta en valor de calles transversales y posibilidad de estacionamiento en las mismas e impacto socio-económico que tuvo la obra”.

Anexos: puntos de posible siniestralidad vial en el Corredor

Los ediles incorporaron al cuerpo de la nueva Ordenanza, un anexo que contiene los puntos de posible siniestralidad vial a lo largo del corredor para que sean evaluados por las áreas operativas del municipio con alternativas y sugerencias para solucionarlos.

Dentro de estos puntos están contenidos dificultades para la entrada al carril exclusivo de las líneas de colectivos, ausencia de semáforos, errores al marcar dársenas de estacionamiento, corrección de señalética, sincronización de semaforización, presencia de agentes de tránsito, uso de la ciclovía, déficit de espacios para estacionar, entre otros.

"Hemos generado convocatorias a funcionarios del Departamento Ejecutivo que debieron venir a exponer y evacuar todas las consultas que teníamos para hacer los concejales. Generamos reuniones de trabajo con vecinos, comerciantes, pequeños industriales y usuarios del tranporte público" destacó el concejal Ignacio Martínez Kerz.

"Transformamos el mensaje del Ejecutivo, que se agotaba en la mera aprobación formal de la obra y su funcionamiento, en una norma dinámica y que mira hacia el futuro y va permitir mejorar todos los aspectos que sean necesarios para el bienestar de los santafesinos", dijo el edil.

"En este despecho incluimos instancias de evaluación que no estaban contempladas. El Ejecutivo tendrá que ponerse a trabajar en una serie de aspectos fundamentalmente relacionados con la siniestralidad y seguridad de los vecinos que circulan por la zona. Fruto del relevamiento que desde nuestro bloque realizamos con los vecinos de la zona y con nuestro equipo técnico, el Departamento Ejecutivo y la Comisión de Servicios Públicos deberán estudiar los puntos de siniestralidad que como anexo se incorporaron al despacho y las posibles soluciones que hemos propuesto", finalizó Martínez Kerz.