Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

Fue con el voto de los 17 concejales que componen el Cuerpo. De este modo, el Estado local podrá habilitar y controlar que se cumpla con las reglamentaciones vigentes.

El Concejo Municipal aprobó este miércoles una ordenanza para regular los alquileres turísticos temporarios que operan en la ciudad a través de plataformas de Internet como Airbnb, Despegar y Booking, entre otras. El proyecto, de autoría de la concejala Laura Mondino (FPCyS) crea un Registro municipal donde deberán inscribirse quienes brinden este servicio, de manera de brindar seguridad a quienes se alojan en Santa Fe.

“Venimos trabajando en este proyecto durante todo el año. Y en el marco de la pandemia, donde los alquileres en la zona seguramente tendrán un volumen mayor porque no es posible viajar, nos parece importante que el Estado municipal pueda estar presente con reglas claras”, sostuvo Mondino.

La ordenanza regula el servicio de alojamiento por un período mínimo de una noche y de hasta tres meses. “En este Concejo nos reunimos con representantes de todos los sectores. Hicimos jornadas de trabajo, intercambiamos con la gente de la Federación de Hoteleros y Gastronómicos de Argentina, con la Asociación Hotelero Gastronómica de Santa Fe y también con representantes de las plataformas. De ese trabajo surge esta ordenanza. Siempre digo que las mejores legislaciones son las que reflejan las inquietudes de todos los actores involucrados”, agregó la autora del proyecto.

También apuntó que “el sector hotelero es uno de los más castigados por esta crisis. Por eso también es importante que haya igualdad de condiciones en el servicio, entre la oferta tradicional y los nuevos formatos virtuales”.

La normativa promueve “en la ciudad de Santa Fe y zona de influencia una actividad turística en franca adhesión a las normas internacionales sobre trabajo decente del sector”. Entre los beneficios, los inmuebles inscriptos podrán ser incluidos en la publicidad oficial y recibir asistencia y capacitación para el desarrollo de la actividad turística.

“Como todas las políticas públicas que impulsamos, la perspectiva de género también está aquí presente. Por eso incluimos un punto que es la prohibición del alojamiento de niñas, niños o adolescentes menores de edad que no estén acompañados por sus padres, tutores o responsables legales, o que no cuenten con la debida autorización”, manifestó la concejala.  

Otro de los artículos prevé que “se promoverá la no discriminación en razón del género, y se evitará la publicidad de avisos discriminatorios que impliquen una barrera u obstáculo a las mujeres y disidencias en el acceso al alquiler turístico temporario”.