Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

A instancias de un proyecto impulsado por el presidente del cuerpo Sebastián Pignata, el Concejo Municipal celebró la resolución judicial que restituyó al menor.

El Concejo Municipal declaró este jueves su beneplácito por la decisión judicial que restituyó un menor a la familia Gigliotti-Morla, que cuidaban desde hace un año y 9 meses —como familia solidaria.

“Acompañamos este fallo para que Kiki vuelva a vivir junto a su familia y celebramos que se le otorgue prioridad a la salud y a los derechos del niño. Es importante garantizar a los niños un hogar estable y satisfacer su necesidad básica de un vínculo continuo y seguro con sus acogedores”, expresó Pignata.

Recordemos que días pasados un fallo de la Sala Civil Segunda fundamentó la decisión en el interés superior del menor resolviendo a favor de la apelación que había presentado el Defensor General y decidió restituir el menor a la pareja.

Según las sanción de los jueces “esta directiva -el interés superior del niño- se torna particularmente exigente cuando se trata de niños que están en su primera infancia, un período esencial para la realización de los derechos del niño pues allí se sientan las bases de su salud física y mental, de su seguridad emocional y de su identidad cultural”.

El 19 de enero de este año, un grupo de concejales convocaron inmediatamente a la pareja con el objetivo de interiorizarse sobre el caso. “Recibimos a una familia que prioriza el amor; este vínculo indestructible entre el menor y la familia está a la vista de todos. Nosotros como representantes de los santafesinos ofrecimos nuestro espacio, escuchamos su testimonio, nos sensibilizamos y nos movilizamos por ellos. Por lo tanto, acompañamos para que prime el interés superior del niño y de la familia que tanto trabajó por la salud y el bienestar”, dijeron.