Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

Este jueves el cuerpo deliberante rechazó el veto del Intendente Corral y dejó firme la Ordenanza 12.378 donde se pone un plazo de 15 días para que el Ejecutivo responda los pedidos de informes que se le requieren. “Es importante que este veto no quedara firme y fuese rechazado”, afirmó el concejal Ignacio Martínez Kerz.

“Hace dos meses el Ejecutivo Municipal ingresó el veto a una Ordenanza sancionada en abril de este año. La traba del Intendente José Corral, cuestiona el proyecto que pone un límite de 15 días como plazo máximo para que el municipio responda los pedidos de informes que se aprueban en el Concejo.”, expresó Martínez Kerz.

“Entendemos que, el Intendente no pude vetar ordenanzas que refieren al ejercicio de facultades privativas del Concejo Municipal, para el caso el pleno ejercicio de la función de control se edifica sobre la facultad privativa del Concejo de requerir información y el deber del Intendente de brindarla”.

“Nuestro proyecto, que se tradujo en una ordenanza, es una herramienta de control a la gestión. Para lo cual proponemos un marco regulatorio a los pedidos de informes que casi siempre salen votados por unanimidad. Lo que se busca es darle transparencia a la gestión, algo que venimos cuestionando hace tiempo”, explicó.

Para Martínez Kerz “brindar información completa, oportuna y precisa hace al armónico funcionamiento de los órganos municipales y a la colaboración recíproca en el cumplimiento de los mandatos que la Constitución y la Ley les imponen, permitiendo al Concejo Municipal ejercer sus funciones propias con conocimiento y al Intendente cumplir el papel que le corresponde en el proceso legislativo y la acción de gobierno”, explicó.

“Resultaba desatinado, como decía la observación del veto, interpretar como una atribución propia del Intendente Corral decidir el tiempo y el modo en el que cumplirá con su deber de dar respuesta a los pedidos de información requeridos por el Concejo. El Concejo Municipal es un cuerpo representativo, cuyos miembros son elegidos por el sufragio, que dicta actos de carácter legislativo y que está habilitado para ejercer un amplio control político sobre el Poder Ejecutivo Municipal, como expresión soberana de la voluntad popular, todo ello teniendo como fundamento la autonomía municipal”, finalizó.

Otras voces

Para el concejal Carlos Suárez, el rechazo del veto “avanza en atribuciones que no nos corresponden sino que además establece sanciones las cuales quedan a la arbitrariedad de quien plantea el requerimiento o pedido de informe. La norma no contempla incluso, por características propias, la complejidad de la contestación de un pedido de informes que podría exceder el previo plazo previsto y nuevamente agregarle gravedad al tema. La misma se aparta del juego de peso y contrapeso propio de nuestra división de poderes avanzando sobre atribuciones de un poder y ejerciendo la de otros”.

Por su parte, el concejal Leandro González, sostuvo que "votaromos a favor del rechazo del veto en consecuencia a mantener el voto cuando acompañamos la ordenanza de pedido de informe. Este Concejo como órgano representativo de la Democracia debe mantener su tarea de control. Los pedidos de informes están contenidos en la Ley Orgánica de Municipios y Comunas. Es una herramienta central”