Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

La reunión tuvo lugar este lunes, en la sala de reuniones Zapata Gollán del Concejo Municipal, en la cual se expuso sobre “Planificación de Educación Emocional en el aula”.  

La misma fue organizada por la concejala del Bloque Justicialista, Marcela Aeberhard y contó con la presencia de Lucas Malaisi, presidente de la Fundación Educación Emocional Argentina e impulsor de una ley sobre el tema y Cristian Sperati, coaching ontológico y coordinador de talleres de psicodrama.

También estuvieron presentes los concejales Sebastián Pignata, Sergio Basile y Rossana Ingaramo, el titular de la Regional IV de Educación, Juan Cruz Giménez e integrantes de diferentes instituciones educativas de la ciudad.

Lucas Malaisi es psicólogo, presidente de la Fundación Educación Emocional Argentina, autor de varios libros e impulsor de un proyecto de ley sobre Educación Emocional. “Estamos hablando de una estrategia educativa de pro¬moción de la salud que tiene por objetivo mejorar la calidad de vi¬da de las personas a partir del de¬sarrollo de habilidades emocionales. La idea es crear un espacio en las escuelas para que alumnos, padres y docentes puedan aprender a reconocer, expresar y gestionar sanamente sus emociones. Así como tienen Lengua, Matemática o Geografía, la idea es destinar un tiempo para abordar la educación emocional en las aulas”.

El desarrollo de habilidades emocio¬nales contribuye a disminuir conductas sintomáticas como las adicciones, el abandono escolar, las depresiones y los suicidios, la promiscuidad, la violencia, el bullying o la baja tolerancia a la frus-tración. “La idea es educar en las emociones antes de que enfermemos”, así explica Lucas Malaisi el poder de la educación emocional en los tiempos que corren.

Para la concejala Marcela Aeberhard “la propuesta normativa guarda relación hacia las áreas de incumbencia que tiene el municipio, el abordaje desde los ámbitos educativos municipales. Por ello, creemos necesario compartir estos espacios de experiencia con los docentes y jardines municipales para comenzar a pensar un proyecto que intente esbozar la obligatoriedad de la educación emocional, junto a sus potencial y beneficios”, expresó.

Ley de Educación Emocional

La misma tiene como finalidad y objetivo desarrollar, mediante la enseñanza formal, cada una de las habilidades emocionales –conocimiento de uno mismo, autorregulación emocional, motivación o aprovechamiento productivo de las emociones, empatía y habilidades sociales- como las habilidades para elegir en cada niña y niño y tutores –docentes y padres- mediante la Educación Emocional.