Recomendar a un amigo:

Tu nombre *
Nombre de tu amigo *
Email de tu amigo *
(*) campo obligatorio

En la sesión de este jueves se aprobó un proyecto de Ordenanza presentado por el concejal Franco Ponce de León (Frente Progresista Cívico y Social - CC-ARI). La misma establece que restaurantes, bares, confiterías y afines, deberán contar con mesas accesibles a efectos de ser destinadas en caso necesario a personas con discapacidad motriz, que utilizan medios mecánicos para poder trasladarse.

“Esta iniciativa tiene por finalidad llevar a cabo acciones concretas enmarcadas en la Ordenanza N° 11939, la cual crea en el ámbito de la ciudad de Santa Fe, el Plan Municipal de Accesibilidad, tendiente a eliminar las barreras arquitectónicas, los impedimentos que encontramos en el entorno físico, que dificultan o imposibilitan la transitabilidad urbana, convierten en infranqueables a edificios públicos o privados y hacen inaccesibles o inutilizables parte de los edificios o su equipamiento”, aseguró el autor de la iniciativa.

La normativa aprobada entrará en vigencia a los ciento ochenta días de su promulgación en el caso de nuevos emprendimientos y a los 365 días para los establecimientos que estén en funcionamiento. Asimismo, plantea que la ubicación de las mesas accesibles quedará a criterio de los titulares de los comercios alcanzados, priorizándose su localización en lugares con fácil acceso.

El tipo y forma de las mesas accesibles será de formato y diseño libre, a criterio de cada establecimiento conservando su estilo comercial. Además, la Secretaría de Control será la encargada de verificar el cumplimiento de la normativa. 

“Debemos poner en agenda y tender a solucionar, todos los aspectos que conduzcan a la falta de accesibilidad en la ciudad. La concreción de esta normativa, será un punto más para considerar a la ciudad de Santa Fe, a la vanguardia de las ciudades accesibles y discutiendo todos los aspectos que generen controversia con la accesibilidad”, finalizó el concejal Franco Ponce de León.